Es inaceptable lo que se está viviendo, dijo el embajador de Noruega, garante del acuerdo entre Colombia y las FARC, a los firmantes de la paz que marcharon hasta Bogotá para pedir acciones frente al asesinato de 236 de sus compañeros.