Saliendo de la meseta en que iba la contabilidad del contagio en Colombia, ya por encima de los diez mil casos y doscientas muertes diarias, los gobierno central y distrital de Bogotá decretaron nuevas medidas de restricción a la movilidad.