Un grupo de políticos del Valle del Cauca, del partido de gobierno, rechaza la postura crítica del arzobispo de Cali, monseñor Darío Monsalve, sobre la forma en la que el gobierno ha conducido la implementación de los acuerdos de paz.

No obstante que los políticos califican su postura como no católica, el arzobispo recibió una llamada del Papa en la que ratifica su posición, que para los defensores de la paz, no está alejada de la realidad.