Reaparecen en Urabá, paramilitares armados y amenazantes después de captura de Otoniel

El gobierno anunció el final del Clan del Golfo, con la captura de alias Otoniel, pero lo que se ha visto en San José de Apartadó es una mayor presencia y amenaza de ellos contra los campesinos que hace quince años se resisten a cederle sus tierras, una veces bajo ataques del Clan y otras por acciones directas del Ejército, que, como los sicarios de Otoniel, siguen en la zona.