Providencia, promesa presidencial incumplida: reconstrucción no avanza

Sin licencia y contra la voluntad de comunidad raizal la Armada Nacional construyó su muelle en Providencia, pero hoy, siete meses después y dos meses después de los 100 días que el gobierno pidió para reconstruir la isla de Providencia, sus pobladores viven como al otro día de la tragedia y esperan que llegue otra…

Qué tal esto.

Las palabras de Joseph Ward, reflejan el descontento de centenares de raizales casi siete meses después del paso del huracán Iota, siguen a la espera de soluciones concretas a su tragedia y el cumplimiento de las promesas presidenciales…

“Usted le prometió a “rástica” que él no se tenía que preocupar, porque él iba a conseguir una casa digna a donde vivir en menos de tres meses, señor presidente, todavía mis condiciones son las mismas…”

Al igual que “rasta” en Rocky Point, Zullyanne Archbold de Mc Bean Hill, lleva seis meses y medio fuera de su predio refugiada en esta carpa en el sector de Nelly Downs, donde ahora padece por falta de agua…

“En Providencia la gente no está bien, no tenemos tanques de agua, no tenemos agua y estamos viendo que están llevando agua siempre a los militares, a la policía, a los de riesgo, pero la comunidad tiene que ir y estar peleando, tiene que ponerse en una lista para conseguir agua para bañarse, para tomar…”

Esta semana en la Plenaria de la Cámara se escucharon las voces de inconformismo y aunque el Gobierno presentó un balance satisfactorio, según sus cuentas, hoy en Providencia y Santa Catalina se preguntan en dónde están esas realizaciones, porque allá no las han visto…

“No hay Albergue, no hay hospital, no hay casas nuevas, no hay techos nuevos, no hay colegios nuevos, no hay escenarios deportivos nuevos…”

El martes pasado arrancó oficialmente la temporada de huracanes en el caribe y que según las predicciones este año habrá por lo menos 20 tormentas y cinco huracanes de máxima categoría.

Esta semana empezaron a vivirse los primeros aguaceros…

“Quiero que la gente sepa que la realidad de lo que están diciendo allá no es, la realidad es otra, es la que vivimos acá, que sabemos cómo se vive esto, quien tiene el poder y lo está manipulando… entonces para que sepan que seguimos mal, unos seguimos sin agua, otros seguimos sin tanques para agua, otros seguimos sin casa para protegernos, en unas carpas que se están rompiendo, entrando el agua…”

Una de las voces alzada desde el archipiélago es la de Amparo Pontón, periodista residenciada en Santa Catalina hace tres décadas, quien expresa su impotencia, porque en plena temporada de huracanes nada avanza y lanza un nuevo SOS…

“Quienes vivimos en carpas no tenemos derecho a tener una cocina aquí adentro, no tenemos derecho a tener el baño aquí adentro, no tenemos derecho a tener una nevera aquí adentro, en la mitad de la lluvia nos toca salir a buscar el baño, nos toca salir a hacernos un tinto, nos toca salir a buscar un vaso con agua… eso es inhumano, eso no es justo con nosotros…”

Los habitantes de las islas han confiado en las promesas del Gobierno, pero el drama de la tragedia de la madrugada del 16 de noviembre se ha prolongado por 7 meses y el regreso de las lluvias fuertes agudiza la angustia y hace aflorar el llanto…

“A mis compañeros de infortunio, a quienes están viviendo en carpa o con techos mal puestos lo único que les deseo es suerte…”

En la Isla Mayor, San Andrés, los dramas son similares pero con menos atención del Gobierno y hoy decenas de familias en el South End y el Cove, siguen esperando una mano para empezar a reparar sus viviendas…