El presidente Duque admitió que sí tuvo conversaciones durante actos de proselitismo el año pasado con alias el Ñeñe Hernández y que éste asistió como invitado a su posesión, pero negó que su dinero hubiera ingresado a los gastos de su campaña.

El presidente fue enfático al decir que las fotografías que existen de él con el Ñeñe Hernández se produjeron todas en actos públicos de campaña.