Posible elegida del Congreso para ocupar el cargo de la Contraloría es cuestionada por sus nexos familiares

Se da casi por seguro que esta semana el Congreso elegirá contralora a la hermana del misterioso empresario desde empresas en Panamá controla el botadero de Doña Juana y que no advirtió ni investigó el fraude con los dineros de la paz.

Cuatro de los partidos que acompañan al gobierno han declarado su adhesión al nombre de María Fernanda Rangel, que a su vez pertenece al equipo del contralor duquista Felipe Córdoba.