Los paros anteriores habían tenido como protagonistas a los transportadores, que en este han brillado por su ausencia, según algunos porque respaldan al Gobierno.

Ellos dicen que no, que de hecho tienen reparos graves sobre sus obligaciones parafiscales y están de acuerdo con las reivindicaciones del paro, pero negocian los suyo aparte.