Los patrullajes nocturnos en busca de las rumbas clandestinas que han convertido a Cali en el tercer foco de la pandemia en Colombia dieron ayer con un velorio masivo, en el que más de cien personas podrían haber estado en contacto con el virus.

Cali está en el pico más alto del contagio, ya tiene 858 muertos, 28 de ellos hoy mismo, y tiene a 349 pacientes en UCI, pero aún así hay necios que persisten en rumbear