Durante dos años un padre le ha pedido a la justicia que capture al feminicida de su propia hija, que la fiscalía capturó en mayo de 2019 y el sistema judicial tuvo que liberar en julio de 2020 porque nada hizo el ente investigador por acusarlo.

No obstante que la negligencia de la fiscalía, los padres de esta madre asesinada hace dos años, esperan que alguien pueda capturar al feminicida y así, no sólo se salve la vida de más mujeres, sino que encuentre alguna paz esta familia.