Sigue imparable la masacre de campesinos comprometidos con la sustitución de cultivos. Ayer, uno de ellos fue asesinado en Cauca y antier otro en Antioquia.

A las tres de la mañana de ayer, hombres armados en moto detuvieron un bus de escalera en busca del líder campesino, al que asesinaron para causar terror entre sus compañeros.