Un meganegocio de transporte y distribución de cocaína tenía organizado “Otoniel”

En diciembre de 1993 las autoridades de Estados Unidos y Colombia celebraron el final del Cartel de Medellín, que intermediaba todas las operaciones de narcotráfico en Colombia, pero en 2022 eso mismo lo sigue haciendo el Clan del Golfo, según lo evidencian los testimonios recogidos en la investigación.

El pago a Antonio Úsuga, como hace más de treinta años era Pablo Escobar, era un porcentaje de cada kilo de coca que salía del país, pero su organización está diseñada de manera tal que a pesar de que su anterior líder esté en prisión, ya hay uno nuevo que sigue moviendo la red criminal.

Captura de ‘Otoniel’, en Noticias Uno