Esta semana cayeron víctimas de las balas cuatro líderes sociales más en diferentes regiones del país.

Uno de ellos fue asesinado en Aipe, Huila, el segundo en el sur de Bolívar, y una pareja de sabedores indígenas, es decir, médicos ancestrales, en Corinto, Cauca.