Una empresa hizo el mantenimiento gratis a los aviones rusos del Ejército e incluyó en los aparatos equipos a manera de préstamo, en enero pasado, a la espera del contrato que seguro le darían en agosto.