Durante dos días las autoridades del municipio de Soacha, en Cundinamarca, negaron que un menor hubiera muerto en las confrontaciones de esta semana cuando la Policía desalojaba a presuntos invasores de un predio.

La madre del menor víctima asegura que él murió de un tiro por la espalda. La necropsia aún no se conoce.