El Ejército y la Policía, que ven pasar por sus retenes las máquinas de la minería ilegal organizada, desarrollan operativos en contra de mineros artesanales… Uno de éstos en Quinchía, Risaralda, incluyó la quema de la vivienda, la ropa y los utensilios de una familia…

Qué tal esto.