Las restricciones de la pandemia no aplican para narcotraficantes ni asesinos de líderes sociales. Desde el 29 de junio hasta la fecha, nueve han sido asesinados en el Cauca, Nariño, Putumayo y Quindío.

Los líderes indígenas están siendo diezmados. Tres profesores indígenas en Cauca y Chocó, que, a su vez, eran dirigentes de sus comunidades, fueron asesinados.