Mientras los dirigentes del paro invitaban a unirse a los taxistas ellos finiquitaban con el expresidente Álvaro Uribe y con el presidente Duque el final de su mayor competencia, la plataforma digital Uber.

Está claro que previamente existía por lo menos el compromiso de dialogar, pero en pleno paro se produjo la medida que el gremio entero reclamaba y que les suprimía su competencia.