Joven víctima de disparo del ESMAD, perdió mitad de su cara. Dolorosa reconstrucción

Un joven a quien el disparo intencional de un policía le fracturó los huesos de la cara y le hizo perder uno de sus ojos cuenta cómo fue el ataque que acabó con su ilusión de ser un tatuador, pero aún sin recuperarse está dispuesto a seguir en las protestas.