Temblores, una ong que se dedica a recopilar y estudiar abusos de poder, ha documentado la muerte de 23 colombianos a manos de la Policía en el año 2020 y asegura que los procedimientos de ésta son más severos cuando menor es el estrato de la zona en que actúan.

El informe documenta también 150 casos de agresiones no mortales que en su mayoría incluyen golpes con cascos, patadas y con objetos contundentes.