El incendio de Soacha ocurrió hace dos meses y medio y sólo ahora se conoce, a pesar de la magnitud de la tragedia, porque quienes denunciaron desde el principio fueron amenazados.

Las madres de las víctimas del incendio y políticos locales que denunciaron los hechos recibieron panfletos de unas supuestas Águilas Negras.