Los habitantes de los municipios privilegiados con programas de desarrollo dentro del acuerdo de paz confesaron su temor por la llegada de una brigada militar de Estados Unidos a zonas cercanas a sus asentamientos.

Líderes de esos territorios dijeron que el gobierno en lugar de honrar los compromisos del acuerdo, está incrementando la presencia militar nacional y extranjera.