La respuesta policial a las manifestaciones contra la violencia dio nuevos argumentos a quienes piensan que ellos no están entrenados para confrontar una protesta, sino para derrotar enemigos en una guerra.

También hay imágenes memorables de violencia ciudadana contra los policías, para un balance definitivo de 209 civiles y 194 policías lesionados y, hasta hoy, trece personas muertas.