Más de 80 mil bachilleres, los mejores del país, de sus regiones o de sus ciudades, tendrán oportunidad de estudiar aún, si sus familias, no tienen los recursos, a través de igual número de becas que ofrece el gobierno.