El RSE-19 es el enemigo del Covid-19 y no es tóxico. Un grupo de biólogos, químicos, biomédicos e ingenieros de la Universidad de Los Andes lo creó para eliminar los virus de las superficies y lo acaban de patentar.