La ciencia en español pierde terreno, de los 20 mil artículos publicados en revistas científicas el año pasado el 39% estaban escritos en español, pero el año anterior nuestro idioma tenía el 47%.