El patrullero Harvey Damián Rodríguez, uno de los dos imputados por el asesinato del estudiante de derecho Javier Ordóñez, el pasado nueve de septiembre habría intentado suicidarse en una celda del bunker de la Fiscalía.

Hay evidencia de que Rodríguez fue trasladado a una clínica, por presuntos desórdenes psiquiátricos, pero también hay dudas de si se trata de una estrategia de defensa o de trastorno real.