No sólo de carreras profesionales vive el trabajo, por eso el Distrito Capital lanzó una estrategia para dar cursos gratis a los jóvenes “nini”, es decir, a los que ni estudian ni trabajan.