El adolescente que acompañaba a Dilan Cruz el día de su muerte habló con Noticias Uno, estimulado por la versión que el capitán Manuel Cubillos les dio a otros medios y según la cual éste fue un acto del servicio y no un homicidio.

Él es el primer testigo ocular del caso, pero cuando llegue su hora de declarar se habrán multiplicado las amenazas para que no declare la verdad, pues en un mes ya son cinco que prometen matarlo por sapo.