Al tiempo con las vacunas que compró el gobierno, en la última semana de febrero, estarían llegando las que se le aplicarán a seis mil voluntarios en el país que hacen parte de las pruebas clínicas de una vacuna contra el Covid que, si nada sale mal, estaría pidiendo aprobación en dos meses.

Esta es una vacuna de última tecnología del mismo tipo que la de Pfizer y Moderna, que ya fue probada como no dañina y comienza en Colombia la fase final de sus pruebas.