Una razón para que los pacientes estén llegando al hospital cuando ya se hace más difícil salvar sus vidas, podría estar en la queja del Colegio Médico de Bogotá: que los resultados de las pruebas están tardando y que hay obstáculos para la atención en las EPS.

Además del cansancio, el trauma y el exceso de trabajo, los médicos, se enfrentan a la lentitud de las EPS para responder a los enfermos y notificar a los contagiados, según explica el presidente del gremio.