La expansión de la epidemia entre el cuerpo médico de Pereira obligó al gobernador a tomar medidas extremas, prescindir de una de sus unidades de cuidados intensivos…

Los médicos que atendían un quirófano en el que se contagiaron 24 personas, trabajaban en las otras dos unidades de cuidados intensivos que la ciudad aún tiene disponibles para la pandemia.