La Asociación de Universidades le respondió a un grupo de estudiantes que las clases virtuales, a pesar de algunas dificultades entendibles por el tiempo en que se dio el cambio, están funcionando y que no hay razones para cancelar los semestres.