Alias 5-5, quien para el presidente Duque era el máximo cabecilla de la banda Los Pachenca, tenía como guardaespaldas a tres hombres armados de la Unidad Nacional de Protección del gobierno.

El vocero del sindicato de escoltas dice que en los estudios de evaluación del esquema que se hacía cada seis meses no se hubieran detectado sus actividades criminales.