El decreto presidencial de subsidio a los servicios públicos en la pandemia, que se cayó por falta de la firma de dos ministros, no tendrá consecuencias para los usuarios. Pero el de las pensiones, que también se cayó, sí.