El avión que llegó esta semana de Emiratos Árabes y que fue celebrado como vuelo humanitario porque traía a 56 colombianos de regreso y donación de varias toneladas de insumos sanitarios, tenía también un propósito oculto.

Cuando el avión iba a partir, el embajador de ese país en Colombia pidió autorización a la cancillería para llevarse a 110 médicos y enfermeros de nuestro país que iban a ayudar a los pacientes de Covid-19 de Abu Dabi, en momentos en que más los necesitamos aquí.