Un ciudadano decidió reconvenir, que en castellano significa regañar suavemente, a la alcaldesa, que estaba hablando de Covid-19 por sus preferencias personales de las que no había hablado.