42 ciudadanos de Villavicencio fueron sorprendidos anoche por la Policía violando al mismo tiempo las leyes de dios y del confinamiento, en lo que la Policía define como actividades propias de un burdel.

La policía sospechó por la actividad en una finca de la vía a Puerto López y en la verificación encontró armas, droga, licor, hombre embriagados y mujeres en bikini a la medianoche.