En audiencia en una sala de  Justicia y Paz de Barranquilla, Salvatore Mancuso se mostró inusualmente franco y firme en sus respuestas.

Mancuso se llamó hijo legítimo del Estado y señaló que cada vez que habla de políticos poderosos involucrados en el conflicto lo presionan y persiguen con procesos judiciales.