Luego de que una teniente denunciara haber sido violada por uno de sus superiores en una celebración de la entidad, la Policía Nacional inició una investigación exahustiva: contra ella, por haber tomado ese día.

La Procuraduría ya encontró responsable y destituyó en segunda instancia al capitán, pero él dice estar loco, de manera que la única investigación efectiva de la institución es contra la víctima.