La Jurisdicción Especial de Paz recibió el apoyo de la Alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos que, en un comunicado, pidió garantizar su autonomía, su presupuesto y la seguridad de sus miembros y usuarios y en su sesión de ayer eligió nuevos directivos.

El nuevo presidente de la JEP es el expresidente de la Corte Constitucional y el exdefensor del Pueblo que le dio sentido a las alertas tempranas.