La magistrada Cristina Lombana, de la sala de instrucción de la Corte Suprema, que tiene que compulsar copias contra militares del Batallón de Comunicaciones de Facatativá, que ella misma allanó en diciembre, se reunió con oficiales del alto mando.

Cristina Lombana es la magistrada que ha sido criticada por integrar una corte civil siendo militar activa. Hoy está retirada, pero parece mantener sus vínculos afectivos con las fuerzas armadas.