El condenado gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, dejó evidencia escrita de su delito cometido en 2011.

Además de escrito, también lo dejó consignado en una declaración. Encontramos en el archivo de Noticias Uno una afirmación suya que lo compromete en corrupción al sufragante.