Un sólo policía disparó su arma de dotación en 25 ocasiones contra personas en la noche de las protestas de septiembre… Quince de sus disparos impactaron a jóvenes, uno de los cuales murió, pero la Fiscalía considera que él no es un peligro para la sociedad y lo mandó para la casa.

Los abogados de las víctimas le pidieron al juez y a la Fiscalía que reconsideraran el beneficio para el presunto homicida de dos jóvenes; pero también pidieron que se abran las investigaciones con los que además usaron las armas no registradas que escondían en sus uniformes.