El abanico de posibilidades que el Congreso tiene para elegir al nuevo Procurador General de la Nación, incluye ahijados de los tres últimos procuradores y un defensor del pueblo que dejó el cargo en medio de un escándalo de acoso sexual.

La lista está encabezada por la ministra de justicia Margarita Cabello Blanco que renunció a la Corte para ser ministra y ahora renunciaría al ministerio para ser procuradora.