Y Europa, el nuevo epicentro de la pandemia, aún no logra vencer la curva del coronavirus y sus casos siguen creciendo exponencial y letalmente.