El registro masivo de usuarios en otras plataformas de mensajería se disparó luego de que se conocieran las nuevas reglas de la aplicación WhatsApp que convierten en potencialmente públicos todos los mensajes privados que circulan en ella.