Los familiares de al menos cien colombianos detenidos en Perú están viendo la luz al final del túnel, debido a los poderes que se le entregaron al presidente de este país para descongestionar las cárceles y todo depende además de la repatriación de nuestros connacionales.

Por lo menos tres de los prisioneros en Lima, ya murieron y otros centenares está en riesgo porque las cárceles peruanas las medidas de protección están limitadas a su nacionales, según los dicen sus familiares.