Leopoldo López, el dirigente opositor de Venezuela que se había refugiado en la embajada de España, escapó de su país y, se dice, va para España, donde estará, dice la oposición, hasta que regrese la democracia a Venezuela.