Los italianos no pueden salir de sus propias casas sino con una declaración escrita y jurada de sus razones, los supermercados españoles se vacían en menos de una hora y toda Europa está auto aislamiento.